jueves, 9 de julio de 2009

Toyota


"en ocasiones todo no es suficiente" A. Einstein



Chequense lo que le paso a este canijo:


..."En diciembre del 2007, tuve la oportunidad de cambiar mi anterior cacharro, por un modelo 2005. Me hubiera gustado más un auto nuevo, pero por las posibilidades económicas, “sólo” me alcanzo para este. No me quejo… la mera verdad el carro esta a toda madre. Pero… ahi viene el chingado “pero”! Cuando hice los tramites de la papelería, la agencia manejo todo el movimiento, como parte del servicio.

Ahi fué donde yo dije “Pues que chingón… voy a evitarme todas las filas en tesorería y demás”. En un lapso de 4 días, me entregaron los recibos donde se hicieron los movimientos de cambios de propietario (el cual yo pague) y liquidación de multas de tránsito (las cuales ellos “pagaron), quedando todo en supuesto orden. Este pasado mes de febrero, cuando acudí a hacer el pago correspondiente del refrendo y la tenencia 2008, me tope con la enorme sorpresa que la agencia sólo habia liquidado las multas hasta noviembre de 2006, dejando el adeudo de Diciembre 2006 a Noviembre 2007 pendiente; el cual ascendía al monto de 2′000 pesos aproximadamente. Sé que fué mi culpa, porque cuando me entregaron los documentos, no revisé cuidosamente los conceptos de pagos y por lo tanto no pude reclamar oportunamente.

Tesorería estatal, maneja el “fabuloso sistema” (nótese el sarcasmo) de hacer los cortes de infracciones de tránsito cada Noviembre y se dan de alta el 1 de Enero del siguiente año (al menos así lo están manejando ahora); por lo cual, cuando ellos hicieron la liquidación de las multas, en diciembre de 2007, sólo aparecieron hasta noviembre de 2006. Entonces decidí regresar a la agencia, con la idea de que ellos mismos pagaran esas multas. Pero cual fué mi sorpresa, cuando ellos me dijeron tajantemente que ya habían hecho un pago con concepto de liquidación de multas por ese vehiculo y no podían hacer nada. Que lo único que yo podía hacer era requerir al anterior dueño del vehículo en tesorería, para que hiciera ese pago, si es que yo no lo quería hacer (claro que no lo quería hacer… para que se hacen pendejos). Yo le exigí al vendedor y gerente una solución, puesto que como esas multas no eran mías, no pensaba pagar un sólo centavo (jajaja iluso).

Me dijeron que no era bronca de ellos, que yo lo arreglara en tesorería. Claro que yo les decía que si bien no era bronca de ellos, si era su responsabilidad solucionarlo, porque yo le compre el auto a Toyota, no a tesorería, ni al anterior dueño. Me tuvieron dando vueltas alrededor de 1 mes y medio… hasta que el gerente me ofrecio un “acuerdo”.

Pagar 50% ellos y 50% yo. Y que era lo último que podía hacer por mi. Lo único que atiné a decir fue lo siguiente: “Sabes que, hijo de la chingada… mejor yo pago el total de esas multas y tu y tesorería vayan a chingar a su madre, ladrones muertos de hambre”. Tome mis documentos y salí. Al siguiente día tuve que liquidar el total del monto con todo el dolor de mi bolsillo y del corazon. Los putos de Toyota Linda Vista, en Monterrey y Tesoreria General del Estado de Nuevo León… que vayan y rechinguen a su madre!...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada